La ingesta de calcio es fundamental para la salud de tu cuerpo

El calcio es un mineral sumamente importante para nuestro organismo, pero no siempre se consume a diario la cantidad adecua.
Como función primordial el calcio ayuda a la formación tanto de los huesos como de los dientes y su adecuada conservación. También participa en la coagulación de la sangre y en la contracción y relajación muscular, siendo fundamental en la función de transmisión nerviosa y regulación de los latidos del corazón.
Cuando su ingesta es insuficiente durante el período de crecimiento generalmente esto acarrea deficiencias en el futuro, sobre todo teniendo en cuenta que la pérdida de masa ósea comienza cerca de los 50 años en ambos sexos pero en las mujeres esta pérdida se da con mayor rapidez que en los varones y puede traer como consecuencia la tan temida osteoporosis.
Esta enfermedad es originada precisamente por la pérdida de masa ósea y puede ocasionar fracturas.
Otra dolencia que en algunas ocasiones es confundida con la osteoporosis es la osteomalacia que también puede causar fracturas pero por falta de una adecuada mineralización de la matriz de los huesos.
El raquitismo que provoca una malformación de los huesos en el periodo de crecimiento del niño.
Para evitar estas enfermedades y a manera de prevención buscando además que el organismo ejerza sus funciones de la mejor forma posible es importante el consumo diario de alimentos que sirvan de fuente natural de calcio, como por ejemplo leche, queso, yogur, pescado, vegetales de hoja verde oscuro (espinaca, recula, brócoli) siendo la recomendación diaria para un adulto la de mil miligramos.
Asimismo, es necesario tener presente que la correcta absorción de calcio puede verse afectada por factores como la presencia de hierro, un mineral que se encuentra presente en carnes y huevos, por esa razón no deben consumirse alimentos ricos en hierro conjuntamente con otros ricos en calcio.
Como contrapartida, existen otras sustancias como la lactosa de la leche que pueden aumentar la absorción del calcio por el organismo.
La leche es una fuente riquísima de calcio y es precisamente su contenido de lactosa el factor que hace que el organismo pueda absorberlo en su totalidad.
La vitamina A también aumenta la absorción de calcio y por ello es aconsejable consumir alimentos ricos en vitamina D en forma conjunta con aquellos que aportan calcio, fuentes como el  aceite de pescado, yema de huevo, mantequilla y pescados como el atún y el arenque entre otros contienen esta vitamina.

Cabe recordar además que a vitamina D se obtiene a través de la luz solar sobre la piel ya que los rayos solares colaboran con la producción de esta vitamina en el organismo que a su vez ayuda a fijar el calcio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Calderas de Condensación

Cuál es el mejor taladro para ti

Esquiando por Obertauern en Salzburgo