¿Casa pequeña? ¡Sigue estos pasos para decorarla!


Decorar una casa de tamaño reducido es algo que requiere bastante paciencia y un poco de habilidad. La razón es el espacio peculiar que tienen las viviendas así. Agregar cualquier mueble sin tomar en cuenta el tamaño de tu hogar puede traer consigo problemas de estrechez.
El punto de la decoración de una casa pequeña es proporcionarle amplitud y también profundidad, por lo que se tiene que tomar en cuenta diversos aspectos para que la modernidad reluzca, ya que es lo de hoy en elementos decorativos.

Debes tomar en cuenta aplicar ciertos recursos que le den al interior del hogar luz y un espacio aunque sea visual. Sin dejar de lado lo sofisticado se tienen que jugar con elementos que sean visuales en cualquier rincón.
Para decorar una casa pequeña el espacio es una prioridad, hay que desechar las cosas que no sean útiles para además, permitir dentro de tu hogar una facilidad para transitarlo. Así que es necesario comprar solo aquellas cosas que cumplan una función en la vivienda y sean de estricta necesidad.
El color también es un factor importante al momento de dar esa sensación combinada de contraste y amplitud. Ahora, te diremos de forma más detallada como enfocarte en la decoración del hogar. 

Atento a las siguientes recomendaciones de Ainsis.com.

Elegir los muebles correctos
Comprar muebles que vayan a la medida, son el primer paso para tener espacio en tu casa. En algunas viviendas, espacios como el comedor no existen, pero hay una alternativa y es elegir una consola convertible.
Asimismo, una barra volada puede delimitar áreas como la cocina y tiene un gran funcionamiento en el hogar. Tener este tipo de mobiliario puede servir para colocar un almacén extra o una estantería. El punto es hacer un análisis de las probabilidades de cada mueble que puedas tener en tu casa.

Aspecto visual
Aquí entran las divisiones que pueden verse. Esto puede convertir un ambiente en varios. Los elementos que sirven para hacer las delimitaciones visuales son las cortinas, estanterías y biombos, ideales para dividir espacios como el dormitorio y un salón.

Una cocina abierta
En algunas viviendas, las paredes divisorias no existen, pero en caso de que sí las haya, debes hacer que formen parte de la decoración. La razón es mantener una armonía entre cada espacio, sin dejar de lado la continuidad de los mismos.
La zona de la cocina puede servir para lograrlo, con confecciones tan simples como enmarcara dicha área con un techo falso y darle un color que sea llamativo, como el rojo, por ejemplo. Lo recomendado son tonos cálidos o rústicos como las piedras.

Colocar estanterías separadoras
Una estantería es la estrategia para que ambos salones tengan una conexión pero que no interfiera en su separación como ambientes distintos. La altura de un estante, puede aportar la sensación de intimidad.

Sacarle provecho al recibidor
En casas con espacios reducidos, los recibidores son los que más necesitan de tu atención ya que por ser una vivienda pequeña, pierden prioridad. Aquí tienes que poner en marcha tu ingenio eligiendo cosas como una columna, un recoveco y hasta un armario. Puedes completar el área con un lugar donde colocar los abrigos o los zapatos al llegar a casa.

Diferenciar los ambientes
Esta parte es un poco complicada para elegir muebles. Las cómodas son un elemento que puede marcar división. Sin embargo, se recomienda pintar las paredes de un color diferente en cada zona de la casa. El salón puede ser de un color claro, y los dormitorios de alguno más oscuro, por ejemplo.

Deshazte de las puertas
No todas las áreas necesitan una puerta, aunque no lo creas. Tener una puerta para cada zona de la casa provee intimidad, pero reduce los espacios. Si no quieres eliminarlas por completo, puedes reemplazarlas por modelos corredizos.  Otra alternativa para ello, son los paneles móviles que puedes cambiar o quitar cuando lo necesites. Asimismo, algunos muebles pueden aportar intimidad cuando no hay una puerta.



Comentarios

Entradas populares